La importancia de la tecnología de comunicación en el trabajo remoto

La importancia de la tecnología de comunicación en el trabajo remoto

  • lunes 8 febrero, 2021

En el pasado, los empleados remotos no tenían tan buena reputación. Muchos empleadores creían que su fuerza laboral se distraería con demasiada facilidad en casa, donde sus gerentes no podían vigilar a sus subordinados directos. Por lo tanto, era muy raro hace una década, trabajar desde casa, generalmente solo estaba disponible bajo un arreglo especial para situaciones específicas. Sin embargo, la tecnología de teleconferencias y teletrabajo ha avanzado hasta el punto en que algunas empresas prosperan con equipos completamente remotos. De hecho, cada vez es más común el que las empresas permitan que sus empleados trabajen desde casa una o dos veces por semana.

Para especificar la trascendencia y efectividad de la tecnología de la comunicación y en el trabajo a distancia, daremos los puntos más importantes sobre su historia, el estado actual de la fuerza laboral y la línea hacia el futuro.

¿Es efectivo el trabajo remoto?

 

Una de las principales preocupaciones que tenían la mayoría de los empleadores para trabajar de forma remota era la pérdida de productividad. ¿Qué tan productivo y eficiente puede ser un empleado cuando no está bajo la supervisión constante de sus superiores y compañeros de trabajo?

Para mostrar la efectividad del trabajo remoto, Airtasker (empresa global que ofrece un mercado en línea que permite a los usuarios subcontratar las tareas diarias) encuestó a 1.004 empleados a tiempo completo, 505 de los cuales eran empleados remotos. Sobre sus hábitos de trabajo y productividad. Los resultados indican que los trabajadores remotos son en realidad más productivos  que sus contrapartes de oficina. Determinando lo siguiente: 

• Los empleados remotos trabajan 1,4 días más al mes que los empleados en la oficina, lo que equivale a casi 17 días laborales adicionales al año.

• Los empleados remotos toman descansos más largos en promedio que los empleados de oficina (22 minutos frente a 18 minutos, respectivamente), pero trabajan 10 minutos adicionales al día.

• Los trabajadores de oficina son improductivos durante un promedio de 37 minutos al día, sin incluir el almuerzo o los descansos, mientras que los empleados remotos son improductivos durante solo 27 minutos.

• El 15% de los trabajadores remotos dijeron que su jefe los distrajo del trabajo, que es menos que el 22% de los empleados de oficina que dijeron lo mismo. 

Si bien estas estadísticas pueden alentar tanto a empleados como a empleadores para desarrollar un programa de trabajo desde casa, los empleados remotos también informaron niveles más altos de estrés y más dificultades para encontrar el equilibrio entre el trabajo y la vida personal que los trabajadores de oficina. Sin embargo, según la Asociación Estadounidense de Psicología, el trabajo remoto puede aumentar la satisfacciòn de los empleados cuando se implementa de manera correcta. 

Trabajar de forma remota es eficaz, pero debe ponerse en práctica correctamente y puede que no sea la mejor situación para todos los empleados o empresas. 

Cómo ha evolucionado el trabajo a distancia

 

Hubo un tiempo en que el trabajo remoto como lo conocemos ni siquiera era una posibilidad, porque la tecnología no existía. Si tus colegas y socios comerciales querían ponerse en contacto contigo mientras estabas fuera de la oficina, no podían enviarle correos electrónicos, mensajes de texto o mensajes directos. Habría tenido que proporcionar un número de teléfono alternativo, un buscapersonas o incluso un número de fax para tener una conversación relacionada con el trabajo. Incluso los puestos “remotos” de tiempo completo eran diferentes de lo que son hoy.

“Hace diez años, el empleo remoto básicamente significaba un puesto de telemarketing o servicio al cliente por debajo del salario mínimo”. Rara vez estuvo relacionado con una carrera de tiempo completo. Ahora, la tecnología nos brinda la capacidad de hacer el mismo trabajo, sin importar en qué parte del mundo estemos. Nos ha permitido estar en contacto con compañeros de trabajo, asociados o clientes en cualquier momento.

Una de las tecnologías más útiles para el trabajo remoto óptimo es la videoconferencia. Las transmisiones de video en vivo ayudan a los trabajadores fuera de la oficina a verse y hablar entre ellos en tiempo real, en cualquier lugar con una conexión a Internet, que es lo mejor que se puede encontrar en una reunión cara a cara. Pero esta capacidad no sería posible sin la adopción generalizada de Internet de banda ancha de los últimos 10 a 15 años.

Esta tecnología ha avanzado tan rápidamente que muchas empresas incluso han eliminado las oficinas tradicionales y, en su lugar, gestionan sus negocios desde los espacios de coworking para acomodar a su fuerza de trabajo en gran parte remota.

Se han creado espacios de oficina compartidos, donde los empleados remotos pueden reunirse para trabajar, y están más disponibles en diferentes ciudades. “Esto en sí mismo representa la creciente cantidad de trabajadores remotos en los últimos años”.

El trabajo remoto también presenta oportunidades únicas frente a una crisis, como un desastre natural o una epidemia. Por ejemplo, como sucedió con el COVID-19, que se propagó rápidamente en todo el mundo, la capacidad de muchos trabajadores para realizar sus tareas laborales completamente desde casa y que ayuda a proteger tanto la salud pública como el éxito continuo del negocio.

El estado actual del trabajo remoto

 

Debido los avances en la tecnología de la comunicación y el acceso a Internet, el teletrabajo se ha convertido en una práctica aceptada en muchas oficinas a nivel mundial. Este tipo de trabajo no se realiza completamente desde casa: los trabajadores remotos recurren a cafeterías o espacios de coworking, y algunos incluso viajan por el mundo manteniendo sus objetivos profesionales.

“La fuerza laboral moderna es cada vez más móvil, colaborativa y dinámica y comprende varias generaciones, todas con diferentes preferencias de comunicación”, dijo Stacey Epstein, CEO de Zinc . 

Estos trabajadores abarcan múltiples industrias … todos los cuales representan desafíos únicos cuando se trata de mantenerse conectados mientras están en el trabajo”.Sin embargo, muchas empresas se han resistido a esta tendencia laboral por diversas razones. Algunos dueños de negocios pueden temer la falta de productividad de sus empleados, mientras que otros no han invertido en tecnología de teleconferencias y teletrabajo y proporcionar a los trabajadores remotos las condiciones óptimas que impulsen la colaboración. Aún así, la concientización de las empresas hacia la importancia que tiene la tecnología para su evolución es cada vez mayor, los responsables de TI tienen como gestores de cambio la responsabilidad de llevar a sus empresas hacia la evolución y muchos se han sumergido ya en la fuerza laboral remota al crear una política de trabajo desde casa durante uno o dos días a la semana, o como excepción para algunos empleados con la tecnología necesaria para alcanzar los objetivos individuales y de empresa.

 

Cuál es la visión a futuro

 

 La revista de negocios estadounidense Fast Company predice que el software de trabajo remoto, como las herramientas de trabajo móviles y las conferencias de realidad virtual, se convertirá en la forma preferida de comunicación, incluso en las reuniones cara a cara. Es probable que la IA también juegue un papel importante en la gestión del personal remoto.

Estos avances podrían hacer que las empresas se sientan más cómodas. La transición a la gestión de una fuerza laboral remota puede ser abrumadora, pero con la tecnología adecuada, puede ser un proceso sin problemas.

A la larga, luchar contra el cambio puede hacer más daño que bien. Muchos empleados esperan ahora oportunidades de trabajo remoto. Según Buffer, al 99% de los trabajadores remotos actuales les gustaría trabajar de forma remota, al menos parte del tiempo, durante el resto de sus carreras. Eso es nueve puntos más que la cifra de la misma encuesta del año anterior.

Además, según Global Workplace Analytics, el 37% de los empleados remotos aceptarían un recorte salarial del 10% para seguir trabajando desde casa. Debido a que esta tendencia es cada vez más popular, algunos se niegan a aceptar un puesto en el lugar, sabiendo que pueden encontrar un trabajo más conveniente y flexible en otro.

En lugar de resistirse al cambio, las organizaciones deberán apostar por la transformación y mejorar sus polìticas y capacidades de trabajo remoto. Si tu empresa está preocupada por problemas de productividad y rendimiento debido a la capacidad de toda la empresa para trabajar desde casa, en Advance Networks te damos la guía que necesitas para alcanzarlo sin problemas y de acuerdo a las necesidades específicas de tu empresa.